Ventajas de la domótica en la teleasistencia

Jesús Conesa

La miniaturización de la electrónica ha permitido que la robótica y la automatización salgan de los entornos puramente industriales. Ahora se instalan en otros escenarios, entre ellos el doméstico. Es ahí donde nace la domótica, que es como se denomina al conjunto de sistemas cuyo objetivo es automatizar una vivienda.

 

El principio de la domótica

En sus inicios estos sistemas solamente eran capaces de controlar aspectos sencillos como la regulación de la temperatura o la iluminación, actuando sobre el termostato o las persianas. No obstante, en los últimos años han evolucionado mucho. Actualmente son capaces de manejar aspectos más complejos. Algunos ejemplos son la seguridad mediante cámaras y cerraduras electrónicas, el posicionamiento dentro del hogar o el control por voz de los dispositivos de la casa.

 

Qué puede hacer por la teleasistencia

Muchos de estos avances han permitido que surja una domótica centrada en los ancianos y personas con discapacidad. Se enfoca en que las personas con dependencia puedan seguir viviendo de forma cómoda y segura en su hogar, sin necesidad de trasladarse a un centro de atención. Es la denominada domótica asistiva que se complementa a la perfección con la teleasistencia. Hasta ahora la teleasistencia se limitaba a la ayuda telefónica proporcionada por un teleoperador. A través de un altavoz y un micrófono instalado en el hogar del usuario, el propio usuario era el que iniciaba la comunicación mediante un pulsador que debía llevar siempre consigo (generalmente integrado en una pulsera o medallón).

Gracias a la domótica, esa comunicación puede facilitarse enormemente, por ejemplo, comenzándola por voz sin necesidad alguna de pulsar nada. Esta es una situación especialmente ventajosa para personas con movilidad reducida. No solo eso, los propios sensores domóticos (de temperatura, ruido, presencia…) pueden emplearse para detectar situaciones peligrosas (fuegos, caídas, actividad excesiva…). Esto permite al propio teleoperador adelantarse e iniciar la comunicación en caso de detectar algún evento sospechoso.

 

Otras aplicaciones a favor de la autonomía

Otro aspecto importante es que la propia red domótica de comunicación puede utilizarse para conectar dispositivos más específicos de salud. Algunos ejemplos son bandas o pulseras de monitorización clínica que proporcionen la frecuencia cardiaca del usuario, la saturación de oxígeno, los pasos o incluso la posición dentro del hogar. Toda esta información puede ser utilizada por el servicio de teleasistencia para evaluar más certeramente el estado real de la persona. Se utilizan incluso técnicas de big data y machine learning para predecir la evolución de la salud del usuario, como ya comentamos en un artículo anterior.

Otra de las ayudas que permite la domótica asistiva es la de recordar al usuario la medicación que debe tomar. Siendo capaz incluso de dispensarle la dosis correcta. Para ello el usuario debe tener un dispensar automático en su hogar, que puede ser rellenado de forma semanal por un familiar o un cuidador que acuda de forma esporádica. Este escenario es especialmente interesante para aquellas personas con capacidades mentales comprometidas y que tengan problemas de memoria.

En definitiva, todos estos avances van a facilitar en gran medida la vida doméstica de las personas con dependencia, permitiéndoles valerse por si mismos en más situaciones y durante más tiempo, con la consiguiente tranquilidad y seguridad tanto para ellos como para sus familiares.

Sobre el autor

Jesús Conesa

Ingeniero y doctor en informática, Jesús Conesa es un gran apasionado de la inteligencia artificial y el análisis de datos. En la actualidad trabaja en ATAM como científico de datos centrándose en el análisis de patrones de actividad de personas con dependencia, tratando de mejorar su calidad de vida dato a dato.

Ingeniero y doctor en informática, Jesús Conesa es un gran apasionado de la inteligencia artificial y el análisis de datos. En la actualidad trabaja en ATAM como científico de datos centrándose en el análisis de patrones de actividad de personas con dependencia, tratando de mejorar su calidad de vida dato a dato.

Artículos relacionados

© ViveLibre Autonomía Personal S.L.U. 2019