Tecnologías de la información y autonomía personal

Ricardo Fernández

Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados, al igual que se desarrollan nuevos usos que no hubiésemos imaginado. Las tecnologías de la información no se quedan atrás. Contamos con múltiples aplicaciones novedosas para facilitar la vida de las personas. Por ello, vamos a analizar cómo afectan a la autonomía personal.

 

¿Qué es la Tecnología de la Información?

Entendemos por Tecnología de la Información aquellas aplicaciones que se le dan a los equipos de telecomunicaciones y ordenadores para la transmisión, el procesamiento y el almacenamiento de datos. Este concepto es muy amplio y abarca cuestiones propias de la informática, la electrónica y las telecomunicaciones.

En el día a día, entendemos este término como un campo asociado a los ordenadores. También comprende otras tecnologías como la televisión y los teléfonos móviles, entre otros muchos dispositivos.

 

Avances en el campo de la tecnología

Tenemos que en los últimos años se han producido grandes avances en el campo de la tecnología de la información. Cada vez se transfiera y procesa información a una mayor velocidad y con mayor eficiencia. Esto ha hecho que los dispositivos sean cada vez más pequeños y al mismo tiempo con mucha más potencia. Un procesador hoy es capaz de realizar tareas que hace apenas 10 años eran impensables.

Uno de los avances más significativos de la Tecnología de la Información en el campo de la salud ha sido el desarrollo de los relojes inteligentes. En un principio, estos smartwatches solo eran capaces de medir el número de pasos que una persona realizaba al día. Han ido avanzando exponencialmente y ahora incluso son capaces de conseguir monitorizar la frecuencia cardíaca o la saturación de oxígeno en sangre segundo a segundo.

¿Y cuál es el principal beneficio que nos otorgan estas herramientas? Lograr realizar un seguimiento mucho más preciso y continuo del estado de salud de las personas.

Si pensamos a largo plazo, analizando las tendencias de los patrones se podrían determinar los niveles de autonomía de cada usuario. Es posible ya predecir posibles necesidades que un individuo tenga a medio plazo, y tratar así de preservar y también actuar con tiempo para fomentar la autonomía personal.

 

¿Por qué queremos impulsar la autonomía personal?

Fomentar la autonomía es algo imprescindible en nuestras vidas. Hay que tener en cuenta que conforme vamos avanzando en la edad, perdemos movilidad y, en consecuencia, merma nuestra capacidad de autonomía. Como resultado, las tareas sencillas resultan cada vez más complicadas de realizar.

Vivimos más años, y es importante retrasar el momento en el que realizar estas tareas cotidianas se convierta en un esfuerzo extraordinario. Poder tener una vejez útil en la que seamos capaces de realizar nuestras funciones con calidad de vida es importante personal y económicamente. Pero además, esta pandemia ha demostrado lo importante que es poder continuar en nuestro propio entorno el máximo tiempo posible.

 

¿Cómo mejoramos nuestra autonomía con las Tecnologías de la Información?

Anteriormente hemos mencionado que ciertos dispositivos son capaces de registrar los pasos u obtener la frecuencia cardiaca. Con esta información se pueden obtener patrones de movilidad y actividad que pueden ser empleados para determinar periodos sedentarios o de baja actividad física.

Con ello, se puede alertar al usuario de que lleva demasiado tiempo sentado, presenta patrones tortuosos en la marcha o dificultades en conciliar el sueño. Incluso a raíz de estas alertas se pueden realizar recomendaciones como dar paseos, realizar ejercicio o tomar infusiones relajantes.

 

Hacia el infinito y más allá

Los últimos avances en las Tecnologías de la Información han permitido un procesado de la información cada vez más rápido y efectivo. Hasta la fecha, se permite el estudio de varias métricas referidas a las constantes vitales como la frecuencia cardiaca o la saturación de oxígeno en sangre. Esto es solo el comienzo ya que se está tratando de medir otro tipo de variables como los niveles de insulina.

Por lo que el campo de las Tecnologías de la Información tiene un gran potencial a la hora de aportar información que se puede emplear posteriormente para ayudar a incentivar y reforzar la autonomía del usuario. Y esto es solo el comienzo. No hay límites para mejorar nuestra independencia a través de las soluciones avanzadas que estamos desarrollando.

Sobre el autor

Ricardo Fernández

Matemático y Científico de Datos, Ricardo ha trabajado en sectores como la Banca y la investigación. Todo siempre orientado al estudio del dato y la mejora de los recursos disponibles. Actualmente forma parte del equipo de científicos de datos de ATAM trabajando en algoritmos de ciencia de datos para apoyar y mejorar la calidad de vida del día a día.

Matemático y Científico de Datos, Ricardo ha trabajado en sectores como la Banca y la investigación. Todo siempre orientado al estudio del dato y la mejora de los recursos disponibles. Actualmente forma parte del equipo de científicos de datos de ATAM trabajando en algoritmos de ciencia de datos para apoyar y mejorar la calidad de vida del día a día.

Artículos relacionados

© ViveLibre Autonomía Personal S.L.U. 2019