El Datalítico

Neolítico campo de trigo

Cuando éramos pequeños nuestros maestros nos enseñaron que el paso de la piedra tallada a la piedra pulida dio lugar a un nuevo periodo de la Historia llamado Neolítico. Sin embargo, es esta una visión muy reduccionista de lo que comportó tan impresionante periodo para la Humanidad.

Otros llamamos Neolítico al periodo que se inicia con el paso de la vida nómada a la sedentaria. Hubo un avance tecnológico mucho más transcendental que la mera técnica de pulir la piedra. Me refiero a la domesticación de plantas y animales. Con la llegada de  la agricultura, la ganadería y la vida sedentaria llegaron el orden social, nuevas jerarquías, la tribu y nuevas formas de pensamiento colectivo. El ser humano había puesto en marcha la sociedad tribal; una sociedad basada en el ideal de estabilidad. Cada nueva disrupción tecnológica provocaba una alteración de los equilibrios de fuerzas entre las distintas regiones de la tierra, pero la mente llevaba siempre a los humanos a soñar con restaurar el orden anterior.

Las disrupciones tecnológicas que alteraron los equilibrios de fuerzas entre los distintos grupos humanos y dieron lugar al desarrollo social normalmente tuvieron que ver con el acceso a la energía, el acceso a la información, la capacidad de gestionar el incremento de la complejidad y, como no, el poder militar. Esta es al menos la tesis del historiador y profesor de la Universidad de Stanford Ian Morris.Foto datalitico tierra

Hoy vivimos un proceso de profunda disrupción tecnológica. Hace cuarenta años no disponíamos de ordenadores personales, telefonía móvil, Internet, líneas ADSL, correo electrónico, redes sociales, Smartphone o tabletas. Ninguno de estos avances por sí solo es capaz de acabar con un estadio de la Humanidad. Sin embargo, una última derivada de la ecuación representa la palanca definitiva que nos llevará a un nuevo periodo de la Historia. Me refiero al Internet de las cosas. El mundo se está interconectando a una velocidad vertiginosa. Esto significa la globalización absoluta. Un mundo interconectado es un mundo complejo. Un universo en el que sus partes interactúan de manera exponencialmente mayor. De esas interrelaciones surge una realidad cuyas propiedades son nuevas y diferentes a las de sus partes.

La nueva realidad ya no es estática ni inmutable. Todo se mueve, cambia y se transforma. No estamos habituados a escenarios tan dinámicos y perdemos nuestros referentes. Consecuentemente, entramos en crisis. Requeriremos nuevas formas de pensamiento para interpretar la realidad. Es preciso que nos reencontremos con los valores universales que rigen nuestra existencia. Será fundamental entender cuáles son los grandes patrones que subyacen en las relaciones humanas. Una palabra alcanza así un valor principal: cooperación.

El nuevo estadio de la Humanidad trae consigo un manejo exponencialmente mayor de datos relativos a cada persona y a su entorno. Esto modificará radicalmente la actitud de todas las organizaciones de servicios a personas. Dejaremos de segmentar, clasificar y categorizar a las personas. Desarrollaremos respuestas absolutamente individualizadas. Cada persona será una categoría en sí misma. Entramos en el concepto que Jeremy Rifkin denomina enfermedad singular. Y haremos todo esto manteniendo al mismo tiempo una visión ecológica del ser humano como sujeto que interactúa con su entorno.

Esta nueva aproximación al ser humano requiere nuevas herramientas tecnológicas pero también nuevos sistemas operativos, nuevos modelos de instituciones e, incluso, una nueva forma de pensamiento. Todo esto está llegando a gran velocidad. Este cambio ya se ha producido. Seguimos la flecha del tiempo y las cosas no van a volver atrás. Estamos viviendo el final del Neolítico, que en contra de lo que decían nuestros libros de texto infantiles nunca había finalizado. Hemos entrado en una nueva era: ha llegado el Datalítico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *